Carreteras infinitas

April 29, 2018

A ritmo de Sidonie despegamos desde Barcelona para poner rumbo a San Francisco. ¿Por delante? Tres semanas de carreteras interminables atravesando los estados de California y Nevada. Una ruta aproximada de 4.000 kilómetros que nos llevó a ciudades emblemáticas como Las Vegas o San Francisco, pero que a su vez nos dejó cientos de paisajes increíbles a nuestro paso por Yosemite o el Death Valley.

 

El calor de Madrid en julio es una broma en comparación con el del Valle de la Muerte en pleno agosto. Adentrarse en pleno desierto un 9 de agosto a las cuatro de la tarde no parecía buena idea, pero era lo que marcaba la ruta después de algunos contratiempos. 46 grados, una carretera desierta en la que no se veía el final y un par de botellas de agua, eran los ingredientes para recorrer uno de los trayectos que sin duda más disfruté del viaje.

 

Pronto llegamos a Las Vegas y se nos olvidaron las largas horas de coche de las jornadas anteriores. De Las Vegas poco puedo decir que no se haya visto o escrito ya, lo recomiendo como uno de los sitios sin duda a visitar, incluso para aquellas personas que opinan que es una ciudad con poco atractivo, muy artificial. Es precisamente esto lo que la hace única. Casinos aparte, he de reconocer que ver a “The Chainsmokers” en una pool party nocturna en pleno centro de Las Vegas no tiene desperdicio. Tampoco subirse a una lanzadera situada en la azotea del edificio mas alto de Las Vegas (Hotel Stratosphere). Eso sí, no apto para cardiacos.

 

Me piden que sea breve, así que resumo el resto del viaje: ¡horas y horas de coche, playas idílicas por toda la costa oeste, disparar una AK-47 (Kalashnikov para los amigos), partidos de beisbol, rutas en bici por Santa Mónica y Venice Beach, barbacoas nocturnas, perderse por las calles de San Francisco, juerga californiana…

 

¡Pasen y vean porque el Golden State no tiene fin!

 

Fernando González

@Fer_gh90

 

 

 

 

 

 

Please reload

· KASSUMAY ·

Follow The Team!

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram

© 2018 Kassumay / info@kassumayshop.com / Getxo