En busca de un sueño

March 11, 2018

¿Quién no ha pensado en algo que le motive realmente alguna vez?
En ese pensamiento constante que te reconcome la cabeza, que en muchas ocasiones te impulsa, te impulsa a salir y a descubrir realmente cómo es.

En mi caso, sí que lo he tenido, y me ha hecho hacer cosas que muchas veces dudaba que pudiera llegar a hacer. Vengo del mundo de la montaña y desde pequeño he tenido mis aventuras metidas en mi cabeza, siempre imaginando ese mundo en el que tienes toda la libertad del mundo y que está repleto de aventuras…
Pero es verdad que muchas veces nos paramos a pensar en todo eso y no salimos realmente a descubrirlo.

Hoy me gustaría contar un viaje corto de una noche, pero lleno de fuerza y motivación para buscar ‘un sueño’. Todo empieza un viernes de noviembre saliendo de Bilbao dirección Peñas Negras, un lugar apartado de la gran ciudad en el cual podemos desconectar del ruido y, en cierta manera, también de la gente. De esta forma uno puede aislarse y estar consigo mismo. El viaje lo realicé en bicicleta, ya que me gusta mucho el cicloturismo. Creo que es una forma muy buena de visitar y conocer nuevos sitios. Además, es el ritmo ideal para mí, ni muy lento ni muy rápido, un ritmo justo y constante. Al llegar a Barakaldo me topé con mi primera cuesta fuerte, tan fuerte que me tuve que bajar de la bici y empujar. Pero al final todo se consigue y pude coronar la cima. Después seguí hacia la Arboleda, un pueblo minero donde se extraía el mineral de hierro. Cuando llegué compré algo para comer y me quedé descansando para después continuar y buscar un lugar en el cual dormir.
Me puse otra vez en ruta, encontré un refugio en el cual echar mi saco de dormir y pasar la noche. En esos momentos te das cuenta de lo solo que estás aun sabiendo que el día siguiente volverás a casa. Después de pasar la noche tomé algo caliente, recogí todo y me puse en marcha, dirección Galdames, luego Gueñes, Sodupe y por último Bilbao.

Cada viaje tiene su esencia. Este aún habiendo sido corto me dió tiempo a disfrutar del pedaleo, disfrutar del paisaje otoñal con esos colores con los cuales se visten los arboles en esta época del año. Me dió tiempo a disfrutar de la soledad, a descubrir y experimentar miedos al dormir completamente solo en un refugio en el medio del bosque, y sobre todo, darte cuenta de que el proyecto que tenías pensado días antes lo has cumplido y que estás aquí explicándolo.  

¨Nada habría podido suceder si alguien no lo hubiera imaginado¨.            Reinhold Messner

 

@Íñigo Suso 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

· KASSUMAY ·

Follow The Team!

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram

© 2018 Kassumay / info@kassumayshop.com / Getxo